Leyendo...
Biblioteca Islámica

El Protectorado y los investigadores: tres experiencias


Dos meses después de presentar la Exposición del Protectorado Español en Marruecos (27 de noviembre de 2012) y de publicar un libro con nuestros fondos, os mostramos el impacto que este proyecto global ha tenido en los lectores. Escuchamos la voz de tres usuarios, tres modelos diferentes, con intereses y necesidades informativas precisas sobre este tema: el teatro, la educación y la emblemática civil y militar.

Rosario Calleja

Rosario Calleja

Soy Rosario Calleja y mi interés por los fondos de la Biblioteca Islámica está relacionado con mi trabajo. Soy productora y próximamente estrenaremos una adaptación para teatro de la novela La vida perra de Juanita Narboni, del autor tangerino Ángel Vázquez. Como la exposición se prolongó, pude apreciar esta obra entre otros documentos, y así situarla en un contexto más amplio.

La acción principal de la obra transcurre en Tánger, el Tánger del Protectorado. Es imprescindible para nosotros consultar el máximo posible de documentación para reconstruir con precisión el periodo histórico que enmarca la acción dramática. En este sentido, creo que nos será de ayuda inestimable el fondo Valderrama, que contiene una información gráfica muy valiosa. Necesitamos documentar los usos y costumbres de la ciudad, y también recrear lugares muy precisos, como el Teatro Cervantes (1913), pero también las calles, las playas, los cines, los merenderos, salas de fiestas, cementerios, tiendas, mercados… Es decir, necesitamos reconstruir “la vida de Tánger”. La visible, y la invisible, una sensibilidad, un ambiente o un estado de ánimo colectivo.

Gracias a la conversación preliminar que tuve con su directora, me hice una idea de la importancia que los fondos de esta Biblioteca tendrán para conseguir nuestro objetivo.


Irene González

Irene González

Soy Irene González y la primera vez que visité la Biblioteca Félix Mª Pareja lo hice en compañía del que fue mi director de tesis. Durante nuestra primera reunión de trabajo, en la que empezábamos a plantear la realización de una tesis doctoral sobre la educación en el Protectorado, me dijo que la Biblioteca Islámica era un centro especializado que debía conocer y en el que debía pasar muchas horas de trabajo. No se equivocaba. A partir de ese momento, sin yo saberlo, comenzó mi particular relación con la Biblioteca. En sus salas he pasado muchas horas buceando en su catálogo y recorriendo sus estanterías, en ella he surcado mares enteros entre las páginas de sus libros y revistas y gracias a los contactos mantenidos con su personal, siempre atento a nuestros comentarios y sugerencias, he accedido a publicaciones difíciles de consultar y localizar.

Cuando hace un año aproximadamente la dirección de esta Biblioteca contactó conmigo para que colaborase en un nuevo proyecto, no lo dudé ni un momento. Se trataba de realizar una monografía sobre el Protectorado en el que diversos especialistas en dicho periodo debíamos analizar y hacer un balance de los fondos de la Biblioteca, a los que tantas horas de trabajo hemos dedicado todos. La lista de colaboradores implicados es larga y he de confesar que en muchas ocasiones me he encontrado con ellos por las salas de la Biblioteca, lo que hemos aprovechado para compartir algún que otro café y ponernos al día de nuevas publicaciones e investigaciones. La Biblioteca no sólo constituye para nosotros un centro de trabajo sino también un lugar de intercambio de conocimientos.

El trabajo realizado ha tenido como resultado la reciente publicación de la obra El Protectorado español en Marruecos a los 100 años de la firma del Tratado: Fondos documentales en la Biblioteca Islámica Félix María Pareja. La publicación pone en valor la importancia de los fondos albergados en ella. Es un trabajo coral que intentar ir más allá de ser un simple catálogo. A través de una serie de textos proponemos al lector viajar por sus fondos (libros, revistas, fotografías, mapas, películas…) y, de paso, nos permite conocer en mayor profundidad los diversos continentes que constituyen los legados y fondos de la Biblioteca –Fernando Valderrama, Gil Grimau, Arribas Palau, entre otros –.

A esta labor editorial hay que sumarle el encomiable trabajo bibliográfico que periódicamente realizan mediante los Cuadernos de la Biblioteca Islámica. Adquisiciones, que recoge de manera minuciosa las referencias de los nuevos fondos adquiridos, el sistema de alertas de publicaciones periódicas que acaba de inaugurar -en las que se indica no sólo el título y el sumario si no que también incluye el link que redirecciona a la revista ahorrando gran trabajo al investigador- y su incorporación en la plataforma Cisne. Siendo notables los esfuerzos de sus responsables por convertirla en un centro de referencia nacional e internacional en los estudios sobre el mundo árabe y musulmán desde su creación, facilita el trabajo diario del investigador en gran manera.

Por eso pienso que quienes de una manera u otra investigan en el periodo del Protectorado en particular y en el mundo arabo-islámico en general debemos pasar por esta Biblioteca. En la actualidad me encuentro residiendo en Francia y cada vez que mis compañeros franceses, especialistas en el mundo árabe y musulmán, desde el periodo medieval hasta la actualidad, me preguntan por centros de documentación y bibliotecas especializadas en España sobre sus temas de trabajo no dudo ni un segundo en recomendarles que la visiten en su próxima visita a Madrid, una joya en bruto para los investigadores.


Fran Hernández

Fran Hernández

Hola, me llamo Fran Hernández y soy historiador. Aunque suene a una frase típica de rehabilitación, que también nos hace falta de vez en cuando, os voy a contar una historieta.

En estos momentos estoy realizando una costosa y tortuosa tesis doctoral sobre la emblemática civil y militar del Protectorado español en Marruecos. Dentro de mis periódicas búsquedas de bibliografía sobre el Protectorado en el buscador del ISBN del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (tres en uno), en una manera de actualizarme sobre posibles novedades al respecto, me encontré en noviembre del año pasado 2012 (antes de que se acabase el mundo, se acuerdan) con una interesante referencia: El Protectorado español en Marruecos a los 100 años de la firma del Tratado: fondos documentales en la Biblioteca Islámica Félix Mª Pareja.

Ni idea. Yo que llevaba unos años investigando y buscando material para mi tesis sobre un aspecto del Protectorado, me enteré de la existencia de una “Biblioteca Islámica”. Inmediatamente utilicé el tan alabado Google y me puse a buscar dicha biblioteca. Mi sorpresa fue total, porque aparte de darme cuenta de lo despistado que uno puede andar cuando se están buscando cosas para su investigación, no me había percatado anteriormente de la existencia de dicha institución con la posibilidad de custodiar interesantes fondos documentales y bibliográficos, sobre todo gracias a su catálogo on-line. Como vivo en la provincia de Cádiz, me apunté en la agenda la visita a dicho centro para consultar algunas referencias, con la esperanza de poder acercarme coincidiendo con la exposición sobre el Protectorado que organizaban cuando subiese a Madrid a acabar mis investigaciones en el Archivo General de la Administración (Alcalá de Henares) y en la Biblioteca Nacional de España.

Poco después de finalizado el periodo navideño, pude, por fin, acercarme una mañana desde Alcalá de Henares a la Biblioteca Islámica; a pesar de que inicialmente no encontré nada de lo que buscaba en las referencias apuntadas, me percaté de la importancia de dicha biblioteca para cualquiera que quisiese estudiar el Protectorado, sólo echando un vistazo a la pequeña pero grata exposición de la misma cuyo catálogo, referenciado en el ISBN, me trajo a su sede. Por una casualidad y por mi insistencia en conocer el modo de adquirir uno de los catálogos, pude conocer a la directora, Luisa Mora, con quien después de un primer contacto muy muy formal, inmediatamente empezamos a intercambiar interesantes informaciones, referencias e ideas sobre lo que se estaba haciendo con el diverso material, documental y bibliográfico, que hay en aquellas bibliotecas y archivos con fondos sobre el Protectorado; lo cual ha desembocado en contar esta pequeña historia.

Al final, el objeto de mis deseos del ISBN, el catálogo, estuvo en mis manos; fue escrupulosamente hojeado, y caí en la cuenta de varias cosas. Una de ellas es la falta de catálogos unificados entre las instituciones que disponen de fondos relacionados sobre la presencia española en África durante los dos siglos pasados. El caso de la Biblioteca Islámica podía ser un buen referente: con unos breves pero informativos resúmenes de varios expertos que han estudiado el Protectorado en Marruecos, como el catedrático Eloy Martín Corrales o el archivero José Luis Gómez Barceló entre otros, nos presentan sus fondos gracias a una descripción por materias y una serie de efectivos índices onomásticos. Haría falta unificar y disponer de un buen catálogo, sea en línea o en papel, de todos los fondos archivísticos y bibliográficos sobre el Protectorado, como de otros territorios africanos, para tener en cuenta la riqueza del patrimonio documental y bibliográfico que gozamos en nuestro país.

Metáfora dispar: aparte de Facebook, Tuenti, etc… curiosamente, el ISBN te permite contactar con personas e instituciones relacionadas con tu ámbito de investigación y de trabajo. ¡Buen descubrimiento!

 

Vitrina exposición Protectorado

¡Buen descubrimiento!

Anuncios

Acerca de biblioaecidmadrid

Bibliotecas Hispánica, Islámica y de Cooperación

Comentarios

10 comentarios en “El Protectorado y los investigadores: tres experiencias

  1. Felicitaciones compañer@s! Siempre compartiendo excelentes post! Estos testimonios son una muestra más de los resultados del importante trabajo que se realiza en la biblioteca (muchas veces invisible al publico, en las oficinas del 4to piso) sumandole un valor agregado a las ya valiosas colecciones.

    Publicado por Natalia | 5 de febrero de 2013, 1:54 pm
  2. Gracias por seguirnos con tanto interés y por entender lo invisible y valioso de nuestro trabajo. Al fin y al cabo lo que importa es que los usuarios estén satisfechos con la biblioteca y los servicios que les ofrecemos, y tú lo sabes bien. A ver cuándo te animas a hacernos un post desde Uruguay… un abrazo, Luisa

    Publicado por Luisa | 5 de febrero de 2013, 4:44 pm
  3. Comparto estos testimonios de los jóvenes investigadores (un saludo a mi amiga Irene González) en relación con la reciente exposición dedicada al aniversario del Protectorado español en Maruecos. Es una buena ocasión para recordar la historia y la formación de los fondos de tan excelente biblioteca creada en el año 1954 bajo la dirección del gran arabista Emilio García Gómez en el edificio de la Escuela Diplomática en Madrid. El mismo sería quien designó y llamó al P. Félix Mª Pareja para crear la biblioteca que aún hoy lleva su nombre. Creo que su intención estaba clara: integrar a esta nueva institución en el arabismo europeo, dentro de la política exterior de apertura hacia el mundo árabe e hispanoamérica de entonces. A pesar de la existencia del Protectorado español en Marruecos que existía por aquellos años hasta 1956, como es sabido. Un saludo, Fernando de Ágreda l .

    Publicado por Fernando de Ágreda | 5 de febrero de 2013, 11:47 pm
  4. Una exposición interesantísima y discurrida con el mayor de los cuidados y profesionalidad por el equipo de tan valiosa Biblioteca. Muchos españoles estamos vinculados por alguna circunstancia familiar a aquel periodo tan singular de nuestra historia no tan reciente ya. Y estoy seguro que mas de uno, como yo, nos hemos sentido conmovidos por aquella atmósfera revivida que unas tapas de libro, un titulo o un mapa con sus tantas veces oidos en casa topónimos pueden llegar a sugerirnos. Enhorabuena!

    Publicado por Miguel Miranda, Biblioteca Nacional de España | 7 de febrero de 2013, 12:15 am
  5. Quiero felicitaros por la magnífica labor que la Biblioteca Islámica ha desarrollado para la exposición del Centenario del Protectorado Español en Marruecos. La selección de libros, fotografías, documentos y mapas, tan difícil de hacer debido al gran número y diversidad de material existente ha sido tan acertada que, aún resumida en un limitado espacio físico, permite al visitante abarcar con facilidad y gran interés una visión inédita de este periodo de la Historia.
    En efecto, la exposición trasladaba al visitante al mismo Marruecos del Protectorado, pero no sólo en su aspecto histórico, siempre tan controvertido, sino, y sobre todo,al ambiente sociocultural de la época, a sus actores, al ruido de sus calles y plazas, a sus pintores, sus escritores y todas sus gentes.
    Como hija de Fernando Valderrama , a quién habéis dedicado una vitrina particular, quiero agradecer de forma especial no sólo la gran calidad de esta exposición, sino el cariño con el que ha sido organizada, que nos traslada, por la brillante selección documental de su material y la gran humanidad presente en las visitas guiadas, a una dimensión especial, a la propia época del Protectorado, dando vida a sus personajes, a sus actores y a sus obras.
    Y , por supuesto, me ha emocionado particularmente ver el legado de mi padre a la Biblioteca, en el lugar que le corresponde y le da vida y proyección propia.

    Gracias y un fuerte abrazo,

    Elisa Valderrama Pareja

    Publicado por Elisa | 8 de febrero de 2013, 10:55 am
  6. -A través de una red social en internet, dedicada a la ciudad marroquí de Tánger, tuve conocimiento de la exposición. He de confesar, con cierto pudor, que no sabía de la existencia de la Biblioteca Islámica.

    Acudí, a la visita guiada programada, con todo el interés que acumulo siempre que tengo la ocasión de ver algo relacionado con el país donde nací, Marruecos.

    He de decir que mi interés se vio ampliamente recompensado ese día. Salí de la biblioteca con una inmensa satisfacción. Había conseguido reencontrarme con mi ambiente infantil y adolescente. Estaba todo tan bien clasificado, tan espléndidamente expuesto y, sobre todo, tan extensamente explicado por Luisa Mora, que la impresión fue superior a todas mi expectativas.

    Actualmente estoy estudiando la lengua árabe y una de las inquietudes que me produjo esta visita, después de conocer “in situ” la amplitud de fondos documentales en dicho idioma, es poder llegar algún día a leerlos directamente. Siento decir que estoy deseando que acabe esta exhibición, aunque la razón no es otra que la de poder tener entre mis manos algunos de los libros expuestos.

    Para terminar, quiero expresar que, no solo se llega a obtener información sobre los temas políticos, militares, sociales y económicos de aquellos años, la exposición nos transmite un cierto sentimiento emocional por una época de nuestra Historia que algunos pudimos compartir en primera persona.

    La memoria de los años del Protectorado español en Marruecos queda pródigamente representada en esta exposición.

    Mayte Medrano

    Publicado por Mayte | 8 de febrero de 2013, 1:04 pm
  7. Desde la biblioteca os agradecemos vuestros generosos comentarios.
    También queremos expresar nuestro agradecimiento por vuestros elogios a la exposición. Ha sido un placer y un honor haber realizado las visitas guiadas y haber atendido la demanda de nuevas visitas, que llevaron a prorrogar la exposición.
    Las visitas han generado, además, ofrecimientos de nuevas donaciones relativas al Protectorado. Recordamos que dos de las vitrinas estaban dedicadas a las donaciones; una a las de Mariano Arribas, Gil Grimau y Fernando de Ágreda y otra a la de Fernando Valderrama.

    Para terminar, os comunicamos que seguimos a vuestra disposición.

    Publicado por biblioaecidmadrid | 8 de febrero de 2013, 5:44 pm
  8. Excelente lectura y selección de testimonios. ¡Enhorabuena! He aprendido mucho.
    Muchas gracias, como siempre.
    Maite

    Publicado por MMC | 13 de febrero de 2013, 5:43 pm
  9. Quiero dar las gracias a la gente encargada de este página web. La verdad estoy aprendiendo mucho de vosotros.

    Publicado por fouad | 15 de febrero de 2013, 6:30 pm
    • Estimado Fouad: Te agradecmos tu comentario… creemos que el éxito que este blog está teniendo se debe a que, desde su inicio, es una realización colectiva de las personas que integramos esta biblioteca. En este post la participación se ha ampliado a los propios investigadores, que son la razón final de toda biblioteca. Sin duda también nosotros estamos aprendiendo de la experiencia.

      Publicado por biblioaecidmadrid | 18 de febrero de 2013, 9:51 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del blog

  • 178,644 visitas

Todas las entradas cronológicamente:

A %d blogueros les gusta esto: