Leyendo...
Biblioteca Hispánica, Biblioteca Islámica

Breve historia de Cádiz, una ciudad que mira a África y a América


La provincia de Cádiz es uno de los muchos destinos elegidos por las familias españolas para pasar las vacaciones de verano. Cádiz está de moda. No es de extrañar, porque su ubicación geográfica al sur de la Península Ibérica la hace poseedora de playas interminables y maravillosas de arena fina y blanca en las que da gusto bañarse, siendo una de las pocas zonas, junto al Cabo de Gata en Almería que conserva su litoral en mejor estado, ya que todavía no han sufrido el masivo ataque de las constructoras. Quizá sean los fuertes vientos de poniente y de levante, que soplan frecuentemente en la zona del Estrecho, los que la han salvado de la brutal especulación inmobiliaria que han padecido otras zonas de España. Es una provincia grande, y tiene bonitos pueblos encalados y llenos de flores, con un especial atractivo que recuerda  mucho a lugares de América y del norte de África, tanto por su planificación urbanística como por sus bonitas palmeras tan habituales en sus calles. Posee seis parques naturales protegidos que hacen de ella una provincia blanca, verde y bella, donde el agua tiene un especial protagonismo.

Playa de La Caleta con el antiguo Hospicio Provincial al fondo

Hablaremos de la capital, de la provincia y, sobre todo, de su historia.

La ciudad vieja de Cádiz, encerrada tras una muralla, esconde una de las ciudades más bellas de España conocida por el sobrenombre de “La tacita de plata”. Es pequeña y manejable, con calles empedradas con mucho encanto y llena de rincones de gran belleza. Su arquitectura recuerda mucho a las ciudades de América Latina, principalmente a La Habana, de ahí que también se la conozca como “la pequeña Habana”. Cádiz y América no solo tienen un pasado común sino también un parecido más que evidente. Solo hay que mirar hacia el Campo del Sur o asomarse a la playa de La Caleta para sentirse un poco más cerca del Malecón de La Habana y los turistas pueden disfrutar y descubrir que América vive en Cádiz, evocando los colores, los sabores, la arquitectura, los jardines, la vida cotidiana y hasta el pensamiento liberal de sus gentes. Los palacios, las casas solariegas de los cargadores a Indias, la antigua Aduana de Cuba y Filipinas, las torres miradores para ver los barcos venir, los conventos que se fundaron para albergar a los frailes predicadores que esperaban su traslado a ultramar, son una viva muestra de este cúmulo de recuerdos que invitan al paseo por esas tres poblaciones tan estrechamente ligadas al Nuevo Mundo.

Sus pueblos son grandes, blancos, llenos de flores y palmeras, de ritmo lento y agradable, llenos de historia, como El Puerto de Santa María, Sanlúcar de Barrameda, Medina Sidonia o Vejer de la Frontera, todos ellos ligados en su tiempo al comercio ultramarino. Cómo no recordar en El Puerto de Santa María a Juan de la Cosa, cartógrafo y piloto de la ‘Santa María’ nacido en Santoña, otro municipio marinero en la provincia de Santander, que en 1500 confeccionó aquí el primer mapa-mundi; o en el castillo de San Marcos de la misma localidad, donde cuentan que acudió Colón a pedir financiación para la ambiciosa aventura de llegar a las Indias por otra ruta de navegación, la que le llevó al nuevo continente.

Mapa Mundi de Juan de la Cosa

Mapa Mundi de Juan de la Cosa

Hablaremos ahora de su apasionante historia.

La ciudad de Cádiz se considera la ciudad más antigua de Occidente. La fundaron los fenicios de Tiro que, en sus viajes a lo largo del mar Mediterráneo buscando metales, arribaron a sus costas hace casi 3.000 años. Llegaron hasta el archipiélago formado por tres islas, las Gadeirai (gaditanas), situadas ya en el océano Atlántico y frente a la costa ibérica. Viendo su situación privilegiada y su particular enclave geográfico, fundan la ciudad. Las islas, por su parecido con otros enclaves mediterráneos como la propia Tiro, o Cartago, que ya dominaban en su expansión, tenían las mejores características para facilitar la peligrosa navegación por las desconocidas aguas del Atlántico. Gadir, que así la llamaron y que quiere decir “recinto cerrado”, tenía un puerto natural que ofrecía un resguardo excepcional para los barcos que llegaban de oriente en sus rutas comerciales por todo el mediterráneo, siendo también puente a mundos desconocidos que se extendían más allá del horizonte por donde se aventuraban los intrépidos navegantes fenicios. Este puerto privilegiado unía la Europa atlántica con el Próximo Oriente, y el norte de África con el sur de nuestro continente europeo.

Pasa a la protección de Cartago cuando la decadencia de Tiro es evidente, por lo que es sometida a la influencia púnica, quedando pocos restos de esta época. Más adelante, aprovechando las diferencias entre cartagineses y romanos, firman un acuerdo con Roma en el 206 a.C. y se convierte en ciudad aliada, pasando a llamarse “Augusta Urbs Julia Gaditana”, más conocida por Gades, teniendo una fase próspera que la convierte en una de las más importantes ciudades del imperio romano. De estos tiempos  quedan vestigios importantes dentro de la ciudad, como el teatro romano o  las últimas excavaciones llevadas a cabo que han sacado a la luz las termas romanas, rodeadas también de restos de los siglos de ocupación musulmana todavía no visitables. Quizá las más importantes sean las de Baelo Claudia en la playa de Bolonia ya cerca de Tarifa, importante ciudad romana que basaba su actividad en las conservas de salazón y la factoría del garum, preciado condimento romano.

Ruinas de Baelo Claudia en la playa de Bolonia

Ruinas de Baelo Claudia en la playa de Bolonia

Cae este imperio en manos de los vándalos en el año 418, que permanecen poco tiempo en la península ante la llegada de los visigodos, y con ellos cae también la ciudad, perdiendo su antigua prosperidad. En los comienzos de la conquista islámica de la Península hacia el año 711, pasa a denominarse “Jezirat Kadis” y pertenecerá a los territorios peninsulares bajo poder islámico denominados Al-Ándalus, cuya historia fue una sucesión de diversos estados musulmanes. Esta etapa hace de esta provincia y de la ciudad un crisol de culturas, próspera de nuevo y de cuya época no se conservan vestigios, salvo a los que hago mención en el párrafo anterior. La falta de espacio para la construcción hacía que las diferentes invasiones construyeran sobre lo existente, dejando bajo tierra lo que encontraban. Sí quedan vestigios en otros pueblos de la provincia, como Medina Sidonia o Vejer.

Al-Ándalus en caligrafía árabe

Alfonso X el Sabio la reconquistó poniendo fin a la dominación musulmana en la segunda mitad del siglo XIII, pasando a formar parte del Reino de Castilla. Ese mismo año tiene lugar la primera expedición colombina que sale de Palos de la Frontera, vecina localidad onubense que nutre de marineros las naves de dicha expedición, dando como resultado el descubrimiento del nuevo continente. En el siglo XVI se monopoliza el comercio de ultramar, dando paso a una época de esplendor en Andalucía Occidental, especialmente en Huelva, Sevilla y Cádiz, que se convierte en la más rica y cosmopolita de España y en una de las regiones más influyentes a nivel mundial, debido a su situación como puerta de salida hacia América. Muchos de los ilustres marinos, afincados en la provincia y que tomaron parte en dichas expediciones, construyeron sus casas con los mismos planos en las dos orillas, para tener la sensación de hogar cuando viajaban a ultramar, y es por esta causa por lo que se localizan cantidad de edificios similares a los construidos aquí en lugares como La Habana, Santiago de Cuba, Montevideo, Buenos Aires, Quito, etc.

En el 1596 la ciudad es atacada por la flota británica y saqueada por los piratas de Essex, con el afán de llevarse los cargamentos de los barcos que parten y llegan a América. Consecuencia de esta guerra es la toma de Gibraltar que, por la firma del Tratado de Utrech, queda en manos inglesas hasta la actualidad. En el 1805 Napoleón se alía con Carlos IV para luchar contra los ingleses y tiene lugar la famosa Batalla de Trafalgar frente a las costas de Cádiz, en la que resultó derrotada la flota aliada.

Todas estas historias que dan un carácter cosmopolita a la ciudad dejan penetrar nuevas ideas que traerán la primera constitución liberal y democrática recogida en la Constitución de 1812, La Pepa, que sancionaba el tránsito de una monarquía absolutista a una corte constitucional. Fue jurada por el rey Fernando VII pero éste no tardó en anularla y restaurar el absolutismo.

Catedral Nueva de Cádiz

Catedral Nueva de Cádiz

Andalucía se caracterizó por su defensa del liberalismo frente al absolutismo fernandino, siendo Cádiz el principal bastión, con la proximidad a Gibraltar como base de reunión de los liberales y lugar propicio para circunstanciales huidas.

Así llegamos a nuestros días, tras otros muchos avatares que no me da para contar, pero que siempre recuerdo cuando paseo por las calles angostas y frescas de la ciudad de Cádiz, que resguardan de los vientos difíciles que azotan la ciudad. Es quizá una de las ciudades más hermosas de España, y desde aquí invito a visitarla en cualquier época del año. En mis escasos desplazamientos a América siempre la he reconocido en muchos rincones, desde California hasta Buenos Aires, en sus cascos antiguos, en sus iglesias monumentales y hasta en sus empedrados de las calles. El paseo por unas tierras con tanta historia y tan bellas siempre merece la pena.

Algunos enlaces que he destacado os llevarán a los fondos de nuestra Biblioteca AECID que, por sus especialidades temáticas, dispone de abundante información sobre esta zona tan mágica de nuestro país .

espacio

ENTRADAS RELACIONADAS:

Expediciones y descubrimientos: pequeños y grandes pasos en la Historia de la Humanidad

Guías alternativas de viaje para el verano

Los libros nos trazan nuevas rutas para el fin del verano

Recorriendo rutas ecuatorianas I y II

Anuncios

Comentarios

Trackbacks/Pingbacks

  1. Pingback: ¡CONÓCELA! Cádiz, la ciudad más antigua de Occidente – Diego Ricol - 5 de febrero de 2017

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del blog

  • 172,078 visitas

Todas las entradas cronológicamente:

A %d blogueros les gusta esto: