Leyendo...
Biblioteca Islámica

Del Protectorado a la actualidad: una trayectoria educativa que tiende puentes


Centenario del Colegio Marianista Ntra. Sra. del Pilar de Tetuán (Marruecos)


Nota elaborada por la doctora Irene González González teniendo en cuenta la conferencia pronunciada por Luis Lomo (ex-alumno del colegio y miembro de la Asociación de antiguos alumnos) en abril de 2015 para presentar los actos conmemorativos de los primeros 100 años del colegio.


En el año 2012 se cumplió el primer centenario del establecimiento del Protectorado español en el norte de Marruecos. El paso del tiempo, sin embargo, no ha hecho olvidar la presencia de algunas instituciones educativas y culturales que tuvieron su origen durante ese periodo y que continúan vivas en la actualidad. En 2014 se cumplió el centenario del I.E. Lope de Vega de Nador. Un año después, se celebra un nuevo centenario, el del Colegio Marianista Ntra. Sra. del Pilar de Tetuán, actualmente Instituto Español de Enseñanza Secundaria Nuestra Señora del Pilar, el centro educativo español más antiguo de la que fuera antigua capital del Protectorado, que junto al Colegio Español Jacinto Benavente y el Instituto Español Juan de la Cierva, continúan desarrollando sus actividades.

1Pilar de Tetuán_buena

El Pilar de Tetuán abrió sus puertas por primera vez en el curso 1915/1916. El 8 de octubre fue la fecha señalada para su inauguración con una matrícula de diecinueve alumnos al frente de los cuales se encontraba el Padre Abdón, como director del centro, acompañado de dos maestros más. Esta cifra fue aumentando a lo largo del curso escolar llegando a sesenta y cinco estudiantes de los que, al menos cinco, eran marroquíes musulmanes. La escasez de medios educativos y la modestia del primer local, situado en la subida de la Alcazaba, fueron algunas de las dificultades iniciales que tuvo que sortear la dirección. Esta problemática no fue exclusiva de El Pilar sino que se reconoce como una constante de gran parte de las escuelas abiertas por España en el Protectorado pues los maestros debían realizar su labor con grandes dosis de voluntad e imaginación, donde la máxima de “cada maestrillo tiene su librillo” era más que una realidad. Por otra parte, El Pilar estuvo vinculado en sus orígenes a los hermanos marianistas, sin embargo, ello no fue óbice para que seglares como el profesor Prudencio Arteche trabajasen mano a mano con los marianistas. Este, por ejemplo, fue el caso del  quien, llegado a Tetuán en 1919, sería docente entre 1944 y 1967.

valderramaEl alumnado del Colegio fue creciendo al mismo ritmo que lo hacía la ciudad. La llegada de nuevas familias procedentes de España incrementó el número de matrículas. Esto tuvo como consecuencia el traslado del centro a nuevas sedes que se adecuasen a la demanda y a las necesidades del alumnado. El curso 1916/1917 comenzó en la conocida como Casa de los Azulejos. En 1919 el centro se trasladó a la Casa Escriñá con 320 estudiantes. Pese a las sucesivas mudanzas, el centro aún seguía siendo pequeño. Así que los hermanos marianistas procedieron a la compra de un solar en el paseo de las Palmeras, actual avenida de Mauritania, comenzando las obras de construcción del nuevo edificio en 1935. Se trataba por tanto de una edificación creada ex profeso como centro educativo y no de la adaptación de uno ya existente a las necesidades educativas. El 17 de octubre de 1937 fue inaugurada la nueva sede y en el acto participó el entonces Alto Comisario, Juan Beigbeder (que había sido profesor de árabe en los primeros años de creación de El Pilar), el Gran Visir, Sidi Ahmed el Ganmia, el Bajá de Tetuán y otras autoridades locales. Dieciséis aulas, laboratorios, comedores, dormitorios para los alumnos interinos y grandes espacios deportivos componían el nuevo centro destinado a un alumnado que superó en la década de 1940 los 400 estudiantes y que en el curso 1954/1955 alcanzaría los 547 alumnos.

El fin del Protectorado en 1956 no supuso el cierre de El Pilar de Tetuán. La mayor parte de los centros educativos españoles fueron transferidos a Marruecos siendo este uno de los pocos que continuó ejerciendo la labor educativa como centro español en el Marruecos independiente. Sin embargo, los cambios se sucedieron y esta institución escolar no fue una excepción. De manera paulatina se produjo un relevo del alumnado. Si hasta entonces el de origen español era el mayoritario y el marroquí musulmán y hebreo el minoritario, tras 1956 los estudiantes marroquíes se convirtieron en la comunidad predominante. El traslado de muchas familias españolas a diferentes localidades de la geografía española hizo disminuir dicha comunidad en la que había sido capital del Protectorado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Los escritos y fotografías de Fernando Valderrama han sido una referencia fundamental para comprender la acción cultural y educativa de España durante el Protectorado español en Marruecos. Se han digitalizado para incluirlos en el catálogo y muy pronto, también, en la Biblioteca Digital (BiDA).
espacio

En el curso 1973/1974 la compañía de los hermanos marianistas cedió el edificio y las instalaciones al Ministerio de Educación y Ciencia español pasando a partir de ese momento su personal a depender del Ministerio español, si bien la compañía se reservó el derecho de nombramiento del director del centro hasta entrada la década de 1980.

El Pilar permitió a varias generaciones de estudiantes “compartir una forma de entender y respetar las diferencias”. “Numerosos estudiantes españoles, marroquíes e israelitas cursaron allí sus estudios en lo que fue un centro educativo dirigido por los Marianistas, y en el que la convivencia de tres culturas y tres religiones fue la norma que permitió a varias generaciones de sus alumnos compartir una forma de entender y respetar las diferencias”, señala la nota de prensa emitida en abril.

Desde 1915 han sido numerosos los alumnos y profesores que han pasado por las aulas de El Pilar. Un siglo después de su creación, el centro continúa siendo el testimonio de un pasado común compartido entre España y Marruecos en cuyas aulas se mantienen las mismas ilusiones generación tras generación. Para conmemorarlo se celebran una serie de actos, como una visita de ex-alumnos y familiares a Tetuán, con un programa de actos preparado por la Asociación de Antiguos Alumnos que adjuntamos. Es hora de celebrarlo y de recordar todos estos hechos tan bien documentados con la bibliografía sobre la labor educativa y formativa de ese período que conservamos alojada en los depósitos de la Biblioteca Islámica (AECID).

 

Bibliografía consultada (ordenada alfabéticamente aunque hay otros títulos de los que se muestra portada)

 


Revista El Pilar, monográfico dedicado a los 100 años del Colegio

Programa de los actos de celebración del Centenario del Pilar (oct. 2015)

Conferencia de Luis Lomo sobre el Centenario del Pilar


ENTRADAS RELACIONADAS:

Nuestro pasado en imágenes… a un clic, en la Biblioteca Islámica

Exposición sobre el Protectorado español en Marruecos, en la biblioteca

Españoles en el Norte de África: demografía y Protectorado en AWRAQ

Una década de donaciones y legados en la “Biblioteca Islámica”

 

Anuncios

Acerca de biblioaecidmadrid

Bibliotecas Hispánica, Islámica y de Cooperación

Comentarios

2 comentarios en “Del Protectorado a la actualidad: una trayectoria educativa que tiende puentes

  1. Me parece muy interesante y quisiera recordar de nuevo a don Fernando Valderrama figura emblemática del tiempo del Protectorado español en Marruecos. Tuve ocasión de tratarle cuando compartíamos la tercera planta del edificio de la Escuela Diplomática: nosotros en el Instituto Hispano-Árabe de Cultura y el como delegado de la Comisión española de la UNESCO. Cuando venía alguien relacionados con Marruecos a visitarnos (recuerdo la visita de Trina Mercader) era obligado pasar a saludarle. Además su esposa era familia del P. Félix Mª Pareja y por lo tanto su relación con la Asociación Española de Orientalistas (AEO) era un dato más. Muchos marroquíes que he conocido recordaban las clases de Valderrama que les había dejado huella en su aprendizaje y estudios.

    Publicado por Fernando De Ágreda Burillo | 6 de octubre de 2015, 10:46 pm
    • Gracias, Fernando, por sumar tus recuerdos a la historia de la institución y también por los puentes tendidos entre España y Marruecos (de los que eres otros ejemplo a destacar por haber difundido y apoyado la obra de tantos narradores y poetas del otro lado del Estrecho que recoges en tu recién donada biblioteca personal).

      Publicado por biblioaecidmadrid | 7 de octubre de 2015, 10:18 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas del blog

  • 172,418 visitas

Todas las entradas cronológicamente:

A %d blogueros les gusta esto: